jueves, 21 de junio de 2012

Cinco rituales de conquista para San Juan


La noche de San Juan no es solamente una noche para saltar las hogueras y para pasar la noche en verbena... ¿Qué te parecería confiar en las fuerzas de la naturaleza para cumplir todos tus deseos? San Juan es también la velada perfecta para llevar a cabo un ritual de amor. ¡Sedúcele con estos cinco rituales!

La noche más mágica del año se aproxima. Ya lo tienes preparado todo, has quedado con tus amigas, habéis organizado la jornada y estáis con las pilas puestas para pasarlo bien. Lo celebraréis con una buena hoguera y quemaréis todos los apuntes del año y las malas energías que habéis acumulado.

Pero, ¿crees que también en San Juan podrías empezar de nuevo? Imagina conseguir a ese chico que tanto te gusta, imagina solucionar los problemas con tu pareja o imagina que tu novio y tú conservaráis para siempre los buenos momentos que estáis pasando ahora.

Pues en San Juan es posible. Si puedes asegurar tu buena suerte, ¿por qué no asegurar también el amor? Por ello, te proponemos cinco rituales... Rituales que, si quieres, deberás cumplirlos tal y como te los explicamos sin perder ningún detalle... Solo así tendrá efecto.

El primer ritual que te mostramos es para que encuentres el amor. Antes de las doce de la noche tendrás que encender dos velas rojas en tu dormitorio, escribir las letras A y G en un papel. Significan alma gemela. Y luego ponlo a cocer hasta ebullición con milenrama, lavanda, verbena, petalos de rosa roja y jenjibre. Y después rocía toda tu habitación con esta mezcla. Este ritual es ideal para las que no habéis conocido a ninguna persona que os guste, para atraer a un nuevo amor a tu vida o para conseguir que ese chico se enamore perdidamente de ti.

Las que estáis en pareja y últimamente no os van muy bien las cosas... Este ritual para conseguir armonía entre vosotros os irá de perlas. Necesitarás 1 vela rosada, 2 almendras y perfume de ambos. A las doce de la noche escribe el nombre de tu novio en una almendra y el tuyo en el otro. Perfúma ambas con la mezcla de vuestros perfumes y déjalas en el dormitorio. Y luego, con la vela rosada encendida pide armonía por vosotros. Para acabar, al día siguiente, comeros las almendras.

El tercer ritual es para las que acabáis de sufrir una ruptura sentimental. Si lo seguís podréis hacer que vuestro chico vuelva a vuestra vida. Solo necesitarás cinco rosas. Deja uno bajo un árbol, otra en las puertas de una iglesia, otra en un cruce callejero, otra en un río o en la playa. Y la quinta déjala tres días bajo tu almohada. Al cuarto día reparte esta hoja en tu casa.

Si lo que quieres es que tu chico te perdone porque te has portado muy mal con él, porque le has traicionado o porque habéis terminado muy mal, tenemos un ritual también para ti. Tienes una rosa roja, una libreta y un lápiz rojo, un rotulador negro y una pluma. Pues ya lo tienes todo. Solo faltará que deshojes la rosa y que pidas por vuestro amor en cada pétalo que quitas. Escribe en la libreta qué es lo que quieres que te perdone y táchalo con el rotulador negro. A continuación quema la hoja de la libreta con la pluma y pide perdón pronunciando el nombre de tu chico en voz alta.

Y por último, si lo que buscas es reforzar vuestro amor para no perderlo nunca... Con solo una vela roja es posible lograrlo. Enciéndela y mirándole a los ojos dile que le quieres. A continuación que repita él lo mismo. Y después unid vuestras manos alrededor de la vela hasta que se consuma.

¡Cinco rituales que seguro tendrán efecto en tu vida! Y es que San Juan cumple todos nuestros deseos. Solo dale tiempo. Si te empiezas a agobiar porque nada cambia en tu vida, no te preocupes. Todo pasa por alguna razón. Así que confía en el poder de esta noche tan mágica porque pronto todas las cosas se organizarán para que, finalmente, tus deseos se hagan realidad. ¡Con nuestros cinco rituales... pronto lo tendrás en el bote!

(FUENTE: nosotras.com)

miércoles, 20 de junio de 2012

Descubren la zona del cerebro donde se origina el amor


Investigadores de las universidades de Concordia (Canadá), Sycaruse y Virginia Occidental (Estados Unidos) y el Hospital Universitario de Ginebra en Suiza han descubierto el sitio exacto del cerebro en el que se originan los sentimientos que se experimentan cuando alguien está enamorado.

En concreto, han descubierto que el amor está en la misma zona cerebral de la adicción a las drogas y, asimismo está vinculado al lugar donde se origina el deseo sexual, si bien matizan que ambas zonas están separadas.

Estudios del cerebro previos ya habían demostrado que las emociones humanas se originan en el llamado sistema límbico, un conjunto de estructuras importantes que incluyen el hipocampo y la amígdala, entre otras. En esta región se controlan las emociones, la conducta, la atención, el estado de ánimo, la memoria, el placer o la adicción.

Hasta ahora, sin embargo, había sido muy difícil ubicar el lugar exacto del amor, porque tal como señalan los expertos, a diferencia de otras emociones "concretas" como la ira o el placer, es mucho más complejo y abstracto y parece involucrar muchas áreas del cerebro.

Para este trabajo, se revisaron 20 estudios que habían analizado la actividad cerebral del amor y el deseo sexual, cuyos participantes se sometieron a escáneres de fMRI (imágenes de resonancia magnética funcional) para observar la actividad de su cerebro mientras estaban comprometidos en tareas relacionadas a imágenes eróticas o a observar la fotografía de la persona de quien estaban enamorados.

Los resultados de los estudios revelaron que dos estructuras del cerebro en particular, la ínsula y el núcleo estriado, eran las responsables tanto del deseo sexual como del amor. La ínsula es una porción de la corteza cerebral que está plegada en una zona entre el lóbulo temporal y lóbulo frontal, mientras que el núcleo estriado está localizado cerca, en el cerebro anterior.

Los científicos observaron que tanto el amor como el deseo sexual activan diferentes áreas del núcleo estriado, que a su vez se activa también con otras cosas que producen placer, como la comida.

Pero el área del núcleo estriado que se activa con el amor es mucho más compleja y, aunque también se activa con el placer o deseo sexual, sólo funciona cuando hay algo con "un valor inherente" para activarla, han explicado los científicos.

"Nadie había colocado estos dos sentimientos juntos para ver cuáles eran los patrones de activación", ha explicado a la BBC, en declaraciones recogidas por Europa Press, el profesor Jim Pfaus, director del estudio.

Este experto ha reconocido que, aunque pensaban que ambos estarían "completamente separados", los estudios han concluido que mientras el placer es más específico "el amor es más abstracto y complejo y, por lo tanto, menos dependiente de la presencia física de otra persona".

(FUENTE: telecinco.es)

Mujeres que son "abducidas" por su novio ¿Te ha pasado?


Estas enamoradísima. Tan enamorada que no te queda tiempo para nadie más y que no sea tu novio.

Todas hemos tenido una amiga a la que hemos perdido una vez que encontró pareja. Suele ser una desaparición progresiva y luego de un tiempo “desaparece” o también sucede lo contrario, que somos nosotras las que somos “abducidas”.

¿Cuáles son los síntomas de la “abducción”? Detecta si tienes alguna amiga que pase por esta etapa o eres tú la que la está pasando.

Amigas Abducidas

Por ejemplo, tú le cuentas que te has comprado unas zapatillas y ella te contesta que a su novio al que llamaremos “Pepe”, le encanta correr y sus zapatillas son rojas. La conversación continúa hablando de cine y ella te cuenta que a Pepe le encanta tal película. Le preguntas que si ella la ha visto y te contesta que no, pero que Pepe sí.

¿Cómo saber si me está ocurriendo a mi?

1-Has coordinado tus horarios con los de tu novio. No es algo raro, es normal que quieras compartir la mayo parte de tu tiempo con él y por eso tú has cedido y has renunciado a tus clases de yoga, a los jueves con las amigas y al curso de inglés. Sin embarbgo él sigue viendo a sus amigos.

2-Tus amigas no entienden que pases tanto tiempo con él. Pero ellas no lo entienden, porque nunca han vivido un amor así, como el tuyo. De hecho, nadie lo ha vivido y nadie lo hará.

3-Tampoco les cuentas nada. Has dejado de contarles las cosas que haces con él a tus amigas y bueno, los problemas que tienes en general. Es más ya no recuerdas cuando fue la última vez que hablaste con ellas.

4-Te has perdido los últimos cumpleaños, fiestas y citas con tus amigas. Pero es normal, porque ahora te tienes que repartir el tiempo entre tu pareja y ellas, a todo el mundo le pasa. Mañana seguro las llamas para tomar un café. De mañana no pasa, seguro.

Si te has sentido identificada en 2 o más (o todos) los puntos anteriores, a lo mejor estas poniendo en peligro tus relaciones personales por tu pareja. Y por si no lo recuerdas, tú siempre criticaste a ese tipo de mujeres. No lo olvides: el amor propio, ante todo.

(FUENTE: peru.com)

martes, 19 de junio de 2012

El síndrome Peter Pan afecta a millones de "Wendys" en el mundo


Se trata de la mujer que aguanta al hombre que se niega al compromiso. Ellas los protegen y cuidan, así se van quedando solteras esperando que el amor de su vida, simplemente crezca.

En el cuento Peter Pan, el personaje secundario es Wendy, una niña que estaba decidida a crecer, pero Peter decide llevársela al País del Nunca Jamás para que ambos fueron niños por siempre. Ella estaba tan enamorada de Peter, que era incapaz de llevarle la contraria.

El llamado “Síndrome de Peter Pan” se caracteriza por el miedo al rechazo, carencia afectiva, miedo a que las dejen y dependencia emocional. Se creen indispensables e imprescindibles, ejercen de madres de sus parejas y los justifican en todo lo que hacen.

Muchas son las eternas amantes, o las eternas novias que esperan que su amor les pida matrimonio o quiera tener un hijo. Pero, igual que en la película Wendy decide crecer y dejar a Peter en el pasado, es el momento de darse cuenta que las que pasan por esto, deben hacer lo mismo.

(FUENTE: peru.com)

Estudio: mujeres dominantes tienen menos sexo con sus parejas


Según un estudio publicado, las mujeres que tomaban la mayoría de las decisiones de su casa tenían menos sexo con su pareja. Las mujeres que tienen mayor poder de decisión dentro de sus hogares tienen menos sexo. Así lo señala un estudio realizado por la Universidad Johns Hopkins.

 Se le preguntó a un grupo de mujeres sobre el último día que tuvieron relaciones sexuales y quién tomaba decisiones dentro del hogar. Así, los resultaron concluían que las mujeres que tomaban la mayoría de las decisiones de su casa tenían menos sexo con su pareja, es decir, tienen aproximadamente 100 veces menos actividad sexual que aquellas que no tienen poder de elección, debido a que ejercen el control sobre su vida íntima.

Por eso, se recomienda crear una igualdad en la pareja al momento de tomar decisiones y que ambos gocen una vida íntima placentera. Cuando se tiene poco sexo, la vida en pareja se vuelve monótona y el interés desaparece entre ambos.

(FUENTE: larepublica.pe)

jueves, 7 de junio de 2012

Estudios derriban los 10 mitos sobre la felicidad en pareja


Un reciente artículo publicado por El Confidencial expone cómo diversos estudios derriban los 10 mitos más frecuentes sobre el éxito de la vida en pareja:

1. Mientras más sexo, mejor. No. Si bien una sana intimidad es importante, el desgaste de la pasión no siempre significa pérdida de amor. En cambio, es muy común que una pareja infeliz busque satisfacción en la actividad sexual frecuente, según establecen diversas investigaciones.

2. Los hijos mejoran la relación. Falso. Mucha gente piensa que es así y tienen niños con la esperanza de que un nuevo ser llegue para alimentar la felicidad de la pareja. Sin embargo, varios estudios realizados en los años sesenta, y recopilados por J.H. Larson, indican que el convertirse en padres aumenta las responsabilidades y, con ello, crece el estrés y disminuye el tiempo para la intimidad.

3. La mujer profesional tarda más en casarse. No siempre. La independencia femenina ha llevado a muchos a creer que las mujeres que han pasado por la universidad tienen un mejor estatus y pueden mantenerse a sí mismas sin la ayuda de un hombre, por lo que el matrimonio difícilmente estaría en sus planes. No obstante, investigaciones estadounidenses sostienen que las mujeres con educación superior suelen casarse con mayor frecuencia que aquellas que no cuentan con una carrera universitaria.

4. Los solteros tienen una mejor vida sexual. Esta afirmación tampoco es del todo cierta. El punto aquí es que quienes no cuentan con una pareja estable suelen hablar más de sus conquistas. No así los comprometidos, que al no dar a conocer sus encuentros íntimos en público, dan la sensación de no tenerlos a menudo. Sin embargo, según un ensayo publicado por la Universidad de Chicago, las relaciones sexuales de aquellos que están en pareja suelen ser más satisfactorias, tanto física como emocionalmente.

5. Los quiebres son provocados por las discusiones. Otro mito. Según un estudio realizado en 1997 por P. Amato y A. Booth, sólo un tercio de los matrimonios que terminan en divorcio pueden ser clasificados como “conflictivos”. La infidelidad y los problemas de dinero encabezan la lista de los motivos que más frecuentemente derivan en separaciones y no así las discusiones. Aunque estas sean constantes, si se saben llevar sin ofensas ni agresiones, pueden resultar hasta beneficiosas para una pareja.

6. El hombre se adapta a la mujer más que ella a él. No. Aunque a muchas les encantaría que así fuera, lo cierto es que son las representantes del género femenino quienes se ven más influidas por el estilo de vida de sus parejas. Son ellas las que acomodan sus costumbres para seguir al hombre que aman. Así lo confirman, al menos, diversos estudios efectuados en las décadas en los sesenta y los ochenta.

7. Nuestra pareja debe saber todo lo que pensamos. ¿La verdad? Hay cosas que es mejor callar. Si bien la comunicación abierta siempre es positiva, hay que saber qué comunicar y de qué manera. Según una investigación realizada por J. M. Gottman, en 1999, más que de hablar abiertamente, se trata de enfatizar las cosas buenas. Si las interacciones positivas son más que las negativas, la satisfacción de la pareja será alta.

8. Las expresiones románticas son lo más importante. Puede que ayuden, pero no representan lo fundamental para asegurar la felicidad en pareja. En una de sus investigaciones, J.M. Gottman descubrió que el considerar a la pareja como un buen amigo y el compartir valores e intereses son factores mucho más preponderantes para mantener la unión.

9. Es mejor convivir que casarse. A veces sí, pero en la mayoría de los casos, no. Aunque parezca increíble, las estadísticas sugieren que se separan con mayor frecuencia las parejas que sólo conviven. Según algunos estudios, casarse proporciona un nivel de compromiso inconsciente mucho mayor.

10. Los hombres prefieren que la mujer no trabaje. Quizá así haya sido en los años sesenta, pero no ahora. Una reciente investigación, publicada en Journal of Family Issues, afirma que el trabajo de la mujer fuera de la casa no tiene una influencia clara en la felicidad amorosa. De hecho, puede significar una mejor estabilidad financiera, lo que ayuda, ciertamente, a la tranquilidad de ambos integrantes de una pareja.

(FUENTE: argentinos24.com.ar)

lunes, 4 de junio de 2012

Prueban que a las mujeres se les "ilumina el rostro" frente a los hombres


La mera interacción con un miembro del sexo opuesto puede "subirle los colores" al rostro de una mujer, reveló un estudio.

Investigadores de la Universidad de St. Andrews descubrieron que incluso las interacciones de tipo no sexual provocan un aumento considerable de la temperatura del rostro femenino.

El equipo científico se valió de escáneres térmicos para detectar los cambios en las mujeres heterosexuales que participaron del estudio, durante sus encuentros con personas del sexo opuesto.

Las pruebas se llevaron a cabo en dos etapas. En la primera se midieron las variaciones en la temperatura corporal general de 17 mujeres, y en la segunda se focalizaron en las variaciones en el rostro de otras 23 participantes, explicó a BBC Mundo la coordinadoras de la investigación, Amanda Hahn.

Hallaron que incluso aún cuando los cambios son son perceptibles a simple vista, el rostro de las mujeres se "ilumina" cuando está en compañía de hombres.

Aunque todavía no se han hecho estudios que comprueben efectos parecidos en el rostro de los hombres, según explicó Hahn los resultados de esta primera fase de las investigaciones podrían ser incorporados en los controles de los niveles de estrés y el monitoreo de emociones.

Estas pruebas son comúnmente utilizadas en las pruebas de detección de mentiras.

"Útil para la seguridad nacional"

Hahn explicó que su equipo registró los cambios en la temperatura de las manos, los brazos, el rostro y el pecho de las mujeres cuando interactuaban con hombres. Descubrieron que las variaciones más notables se daban en el rostro de las participantes, donde las temperaturas podían llegar a subir hasta un grado en algunos casos.

Hahn explicó a BBC Mundo que las zonas de la cara más susceptibles a la presencia masculina son el entorno de los ojos, la nariz y la boca.

"Estas variaciones térmicas se producen en respuesta a interacciones sociales simples, en las que no se dan cambios de tipo emocional o sexual. De hecho, nuestras participantes no dijeron sentirse avergonzadas o incómodas durante la interacción", explicó la investigadora.

Su estudio, que aparecerá a finales de mes en la revista Biology Letters, muestra que simplemente el género del interlocutor afecta la reacción de las mujeres, que no presentaron cambios significativos cuando interactuaron con personas de su mismo sexo.

El profesor David Perrret, quien también formó parte del equipo de investigadores, agregó: "Recién estamos empezando a entender los usos potenciales de este tipo de imágenes térmicas en la medicina, pero pueden ser muy útiles en algunas áreas de la seguridad nacional, ya que las variaciones de la temperatura de la piel pueden incluirse en las pruebas de detección de mentiras".

El próximo objetivo del equipo es descubrir si estos cambios fisiológicos son percibidos por otras personas y si alteran de alguna forma la interacción social.

(FUENTE: bbc.co.uk)

sábado, 2 de junio de 2012

Estar enamorado lo haría verse como un tonto, según estudio


De acuerdo a un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Florida, el romance puede hacer que se vea como un tonto hacia otras personas, a cuidar las relaciones con otras personas que no sean su pareja.

En el estudio, se le pidió a 130 personas en relaciones a largo plazo que escriban un ensayo corto sobre uno de los siguientes temas: el amor por su pareja, sexo, o un tema neutro. Luego las mismas personas criticaron fotos de miembros atractivos de su mismo sexo. Lo cual dio como resultado que los jóvenes amantes que escribieron sobre el amor clasificaron las imágenes de manera doblemente negativa a comparación de las personas que había pensado simplemente en sexo.

"El sexo es realmente algo a corto plazo, pero el amor es sobre planificación y compromiso, por lo que se está sensibilizando a toda la gente por ahí en el mundo que pudiera en algún punto de inmiscuirse en su relación", opinó el autor del estudio Jon Maner, Ph.D, profesor de psicología de la FSU.

Eso significa que una vaga noción de los celos podría sacarlo de quicio, causando a arremeter contra incluso sus mejores amigos, sin darse cuenta. EL autor agrega que las personas que se sienten inseguras en sus relaciones son más propensas a sentir un ataque de celos.

Se recomienda hablar sobre las pequeñas disputas y conflictos que existan, y asegurar comprometerse en participar en las disputas, porque de este modo ese resentimiento no se agravará en que la pareja piense en la posibilidad de que su compañero infiel, según Maner.

Psicólogos canadienses encontraron que cuanto más tiempo pasan los jóvenes enamorados revelando sus historias de amor en las redes sociales, más tienden a sentir celos, alimentando un círculo vicioso adictivo de chequear el Facebook. Además, esta red social puede hacer que usted piense de todo tipo de cosas locas sobre las relaciones.

(FUENTE: larepublica.pe)
Related Posts with Thumbnails